Lo que hay que saber sobre los pechos de las mujeres

4 hechos sobre los pechos de las mujeres contadas por sus dueños

Tres cuartas partes de las mujeres encuestadas consideran la pasión por los hombres con los senos inofensivos. 70% cree que la mayoría de los chicos pecho como más que otras partes del cuerpo. “Me encanta cuando los hombres miran mi pecho”, uno de los participantes del estudio compartió sus sentimientos. – Me da una sensación de poder sobre ellos, hay algo en ella carnal “. Por supuesto, este hecho no le otorga el derecho a mirar y dejar ir de una broma rigurosa, incluso los gestos. No te olvides de los buenos modales, trata el pecho y especialmente su dueño con respeto.

Muchas mujeres les encantan sus senos más que tú

La mayoría de los encuestados consideran el cofre al elemento principal de su sexualidad. El 62% confía en que la eliminación de la parte superior es más sexy que la eliminación de la parte inferior, y el 78% prefiere la postura del “jinete”, porque el cofre es mejor visible durante el sexo. “Una mujer debe estar orgulloso de su mama – seguro de otro participante en la encuesta. – Este es un milagro de evolución, el mismo multifuncional que el cuchillo suizo: alimenta a los niños, le da comprar cialis 48 horas placer, atrae a los cumplidos “.

Las mujeres pueden experimentar sentimientos contradictorios por sus pechos

Durante la vida, una mujer en promedio cambia seis tamaños de sujetador. Mensual, píldoras anticonceptivas, cambios de peso, embarazo y alimentación – Todo esto cambia el tamaño, la forma y la sensibilidad de la mama. “La cosa más atractiva que una mujer puede usar es confianza en sí mismo,” se incluye en el diálogo Isabel Escudero, el autor del libro TETAS: Una guía para su niña. Así que ayude a asociarse a establecer relaciones con su cuerpo, habrá ambos.

Los hombres rara vez saben cómo comunicarse con ella

Los hombres suelen agarrar los senos de una de dos maneras: como les gusta tocarlos (y, por lo tanto, más firme o incluso difícil), o como les gustó su novia anterior. Y al mismo tiempo que puedes gustarte otro. Cada uno siente sus pechos a su manera. Así que aquí hay un pequeño consejo: cada vez que una mujer quita el sujetador contigo, olvídate de todo lo que sabías sobre el cofre.